Centro Oftlamológico Metropolitano

Noticias

Síndrome del ojo seco: qué es y cómo prevenirlo

Si has experimentando visión borrosa, ardor, picazón, enrojecimiento, sensación arenosa o abrasiva en los ojos y sensibilidad a la luz puedes padecer del síndrome del ojo seco.

 

Las lágrimas son necesarias para la lubricación y para la eliminación de cuerpos extraños o partículas de los ojos. Para mantener una buena visión se necesita una película lagrimal saludable.

 

El ojo seco se desarrolla por la incapacidad de mantener una capa sana de lágrimasdebido a una cantidad baja de lubricación natural y humedad en el ojo. Este padecimiento puede progresar de una constante sensación de irritación hasta la formación de complicaciones serias en la función y la visión del ojo.

Causas del ojo seco

El síndrome del ojo seco, también llamado queratoconjuntivitis o queratitis seca, puede suceder a cualquier edad, aunque es más común entre las personas mayores de 40 años. La principal causa del ojo seco son los cambios hormonales, entre ellos la menopausia, que provocan que los ojos generen menos lágrimas.

 

Por esto, las mujeres son las más afectadas por esta condición. Otras causas frecuentes de resequedad en los ojos son un ambiente de trabajo seco (con viento o aire acondicionado), exposición al sol, medicamentos para las alergias y el tabaquismo o ser fumador pasivo.

 

Para evitar el síndrome del ojo seco pueden tomarse algunas medidas de prevención para reducir al mínimo las probabilidades de desarrollarlo:

  • No fumes y evita recibir el humo indirecto.
  • Revisa tus medicinas. Algunos medicamentos para el resfriado, las alergias, la presión arterial, píldoras anticonceptivas o antidepresivos, pueden afectar la producción de lágrimas. Consulta con tu médico para evaluar otros medicamentos alternativos.
  • Lentes de contacto. Utilízalos según prescripción de tu oftalmólogo y no por mayor tiempo al recomendado. Aunque las lentes estén bien lubricadas, su desgaste puede ocasionar ojo seco. Evalúa también cambiar a gafas si la irritación persiste.
  • Humedad en el hogar y en la oficina. La climatización y los acondicionadores de aire pueden secar el ambiente creando condiciones que puedan afectar la lubricación natural de los ojos. Evita la exposición directa al viento y al aire acondicionado. Utiliza un humidificador para devolver humedad al aire.
  • Evaluar el estado del tiempo. Si el tiempo es seco o con mucho viento utiliza gotas humectantes de forma frecuente.
  • Evita la fatiga visual. Varias veces al día descansa tus ojos unos minutos y aplica un paño frío o un par de rodajas de pepino sobre los párpados.
  • Parpadea más a menudo. Varias veces al día parpadea de forma voluntaria muchas veces para forzar la lubricación y eliminar partículas de los ojos.

 

Si los síntomas persisten o empeoran consulta de inmediato con tu médico para recibir el tratamiento adecuado.

Noticia original: http://www.eldiariony.com/sindrome-ojo-seco-como-prevenirlo

Nestor Medina